Informe frutihorticola

Revista mensual especializada

Durante la Conferencia Juice Latin America indagamos acerca de la relación entre los jugos de fruta a partir de ugos concentrados genuinos y los  polvos en sachets de Kraft

 

La primera afirmación confirmada por varios representantes de empresas latinoamericanas es que dichos polvos para diluir, no contienen jugos de fruta, es decir, el concentrado que se obtiene del procesamiento de la fruta natural como sucede con la manzana, pera, naranja, limón u otros. También se informó que el mayor consumo de estos polvos se verifica en Sudamérica y la India, mientras que no se venden en Europa. En Estados Unidos también se comercializan en bajos porcentajes.

 

Leyendo la formulación del polvo Zuko por ejemplo, fabricado por Corandes SA bajo licencia de Córpora Tresmontes SA, se trata de un sobrecito de 25 grs. para diluir en un litro de agua. Se ofrece como jugo de Super Naranja y en su contenido indica jugo de fruta deshidratado (sin indicar el porcentaje), más Maltodextrina, Sulfato ferroso, Acetato de zinc, Acidulante ácido cítrico, Espesante: carboximeticelulosa. Edulcorantes: ciclamato sódico, aspartamo, sacarina sódica. Antiaglutinante: fosfato tricálcico. Colorantes: dióxido de titanio, tartrazina, amarillo ocaso.


Otro sobre de 7,5 g. que “rinde un litro”, de la marca Clight de la estadounidense Kraft (que produce también la marca Tang), ofrece Manzana deliciosa light (sin azúcar) y contiene cada 100 ml. de producto listo para consumo, aspartamo 42,4 mg., Acesulfame-K 6,2 mg.  Como espesante, goma arábiga, almidón modificado, acidulantes (ácido cítrico y málico), regulador de acidez, edulcorantes no nutritivos, y otros productos que pueden leerse en el sobrecito.

En la línea de jugos de frutas que se comercializan en envases Tetrapak, tenemos por ejemplo un envase de 1 litro de Pomelo Baggio Pronto con 50% de jugo de pomelo, producido en Gualeguaychú, Entre Ríos en base a jugo de pomelo, agua, jarabe de maíz de alta fructosa, azúcar, aromatizante, antioxidantes eritorbato de sodio ácido ascórbico.

Otro similar, Cepita (de Coca Cola) de pomelo rosado de 1 litro, elaborado en Monte Grande, provincia de Buenos Aires, contiene jugo de pomelo rosado, agua, azúcares, sin indicar proporciones.

Otro envase tetrapak, Tropicana Premium de 1 litro indica 100% jugo y pulpa de naranja con pulpa natural a base de concentrado fortificado con vitaminas A-C-E, sin conservantes.

El imaginario saludable

El consumo de “jugos” a base de polvos está impulsado sin duda por la necesidad de consumir rico y saludable, en este caso jugos. Pero si vemos la constitución de dichos jugos, podemos imaginar que con la dilución en agua, lo que se bebe de jugo de fruta genuino es ínfimo. No es más que agua saborizada con distintas esencias y azúcar sintética. Demás está decir que no contienen vitaminas. Los sobrecitos se venden de $ 1 a $ 1,30 y están al alcance de la mano  en góndolas y kioscos a la calle.

Sin lugar a dudas el consumidor busca bebidas nutritivas, frescas y saludables y tiene en los polvos diluídos una satisfacción a su necesidad cotidiana, ya que los jugos en tetrapak son para los consumidores de mayor poder adquisitivo.

Lo mejor, sostenemos nosotros es invertir en una juguera para obtener jugos genuinos cada día, o en el caso más  saludable, exprimir cada día una naranja de jugo. Los niños y jóvenes tendrían así las vitaminas que necesitan para su nutrición diaria.

Años atrás se podía adquirir en Río Negro y Neuquén, jugo concentrado de manzana en envases de 1 y 3 litros, práctico para diluir  consumir en el hogar.

Quizás una mayor producción de jugos concentrados de naranjas, manzanas y otras frutas, para utilizarlas en bebidas diversas, pero genuinas, permitiría procesar todo el excedente de la fruta para consumo en fresco, y evitar que mucha fruta que no alcanza calidad para fresco, sea desechada como sucede a menudo por ejemplo, con el pomelo en Salta.

Carlos  A.Ceballos Guzmán