Informe frutihorticola

Revista mensual especializada

Brasil concentra alrededor del 33% de la producción del jugo de naranja que se consume en el mundo.

Según la Asociación Brasileña de Exportadores de Cítricos (CitrusBR), en el primer semestre del 2011 las exportaciones de jugo de naranja alcanzaron las 533.858 toneladas

En cualquier caso, puede pronosticarse sin mayores dudas que Brasil continuará siendo el mayor productor de jugo de naranja del mundo, gracias a la fusión de las empresas Citrosuco y Citrovita que anunciaron su disposición a conformar el principal conglomerado empresario mundial de jugo de naranja, con lo que “la nueva empresa tendrá una capacidad de producción equivalente al 25% del consumo mundial de jugo de naranja", según destacó el presidente de Citrosuco.

Según las autoridades de Citrosuco, perteneciente al grupo Fischer, y de Citrovita, del conglomerado Votorantim, la nueva firma podría alcanzar ventas anuales por 2.000 millones de reales (aproximadamente US$ 1.100 millones).

Esta nueva empresa "tendrá la capacidad de procesar entre el 40% y 50% de la zafra total brasileña de naranja, que puede a su vez oscilar entre 150 y 160 millones de cajas", según la misma fuente.

Tras la fusión, cada grupo controlará el 50% de la empresa consolidada, que contará con seis plantas procesadoras en Brasil y una en Estados Unidos, ocho terminales portuarias (dos en Brasil y seis en el exterior), y ocho buques15. Cabe destacar que la autorización para concretar la fusión fue concedida por votación unánime por el Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) -organismo encargado de regular la competencia en Brasil-, aunque está condicionada a la firma de un “Compromiso de Términos de Desempeño” para preservar a los productores independientes, que deberán ser informados sobre precios, volúmenes de producción y transparencia en la negociación, según informó la estatal Agencia Brasil.

De hecho, el sistema agroindustrial brasileño de naranja posee en la actualidad un alto grado de competitividad a nivel mundial, y produce jugos de alta calidad a precios comparativamente bajos en el mercado internacional. Con el objetivo de limitar esta competitividad del producto brasileño en el mercado americano, los sucesivos gobiernos de los Estados Unidos venían imponiendo elevados aranceles sustentados en medidas “antidumping” sobre el jugo importado de Brasil, transfiriendo la renta de los productores brasileños al fisco americano. Estos aranceles han sido considerados un gran impedimento para el crecimiento de la industria citrícola brasileña.

Oportunamente Brasil denunció al Organo de Solución de Controversias de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que Washington habría violado las normas de procedimiento relativas a la aplicación de derechos de importación adicionales destinados a penalizar las importaciones brasileñas sospechosas de "dumping", debido a sus presuntamente injustificados bajos precios.

Consecuentemente, la OMC estableció un Grupo Especial (o “panel”) a solicitud brasileña, para examinar si EE.UU. no conformaba la normativa de la Organización para imponer derechos arancelarios adicionales al jugo de naranja congelado importado de Brasil, situación respecto de la cual los Estados Unidos ya habían perdido más de una decena de casos similares ante la OMC.

Acorde con dichos precedentes, cabe destacar que Brasil ganó la disputa a Estados Unidos relativa a los derechos antidumping, por lo que estos últimos debieron comprometerse a implementar una resolución de la Organización Mundial de Comercio dirigida a rectificar una serie de medidas impuestas a las importaciones de jugo de naranja brasileñas.

Exportación de Jugo Concentrado de Naranja

Año Valor (US$)

2006 1,5 mil millones

2007 2,5 mil millones

2008 2,0 mil millones

2009 1,6 mil millones

2010 1,8 mil millones

Fuente: Secretaría de Comercio Exterior de Brasil (Secex)